28 jun. 2011

LA HISTORIA DEL MOVIMIENTO SOCIAL MAS GRANDE DE FORMOSA, EL "CLUB DEL TRUEQUE" 1° PARTE


Cuando la economía nacional, junto a toda una dirigencia política, caía en pedazos en los años 2000 al 2002 arrastrándonos a todos al infierno, cuando esta catástrofe nacional que fue el producto de las políticas neoliberales de Menem y los poderosos grupos corruptos, monopolios y privatistas hicieron de la suya para luego sumarle la inoperancia y erráticas políticas de la Alianza e impuestas por el FMI, allí nacen frente a todo este espanto los movimientos piqueteros y así las rutas y avenidas se convirtieron en campos de batallas de pobres contra pobres, en un país que se disgregaba. Puentes, rutas y avenidas fueron cortadas violentamente por simples ciudadanos desesperados y con la sangre de luchadores populares reprimidos por los gobiernos de De la Rua y Duhalde surgieron los movimientos sociales de resistencias a estas políticas, al grito unánime  de “que se vallan todos”, en ese contexto de violencia, hambre y exclusión social, surge en Formosa un movimiento pacifico e inteligente de organización popular y de base, para enfrentar solidariamente a la tal ves mas terrible crisis socio económica y política de la historia Argentina luego de la década de infame, este Movimiento se llamo “El Club del Trueque” que tubo sus diferencias con los clubes que nacieron en otras partes del país, aquí se convirtió en un fenomenal movimiento social de características originales, que llego a nuclear a empresarios de la ciudad, técnicos de la universidad Nacional y productores del campo, generando una moneda alternativa que cotizaba uno a uno con el dólar y el peso en el marco de una economía solidaria y paralela a la formal que se desplomaba, dándole contención social y económica a millares de familias, cuando no existían planes sociales del estado.
Continua…

20 jun. 2011

LAS JUVENTUDES POLÍTICAS FORMOSEÑAS DEBATIERON EN INFORME CRIVISQUI

Con una importante presencia juvenil se llevo a cabo el primer debate de las juventudes políticas de Formosa, en la TV Publica Digital en el programa que conduce Alejandro Crivisqui. Las juventudes peronistas y radicales ocuparon las tribunas puestas especialmente para la ocasión desde donde con ejemplo cívico siguieron los debates que se desarrollaban en la mesa del programa.
 Los jóvenes defendieron sus posturas con mucha convicción, quedando muy en claro que militan por modelos políticos totalmente diferentes, así como son sus miradas en relación a la propia realidad provincial y nacional. Los jóvenes Radicales y Peronistas, nacidos bajo la luz de la democracia sin interrupciones supieron  defender sus posturas ideológicas con respeto y convicciones. Claro que no faltaron las acusaciones como que "todos los Kirchneristas son unos corruptos" por parte del presidente de la JR o el "que ustedes fueron siempre unos inútiles a la hora de gobernar" por parte de uno de los jóvenes de la JP o el reto del conductor frente a la afirmación del presidente de la JR de que "las chicanas" forman parte de la política, cosa que el conductor del programa afirmo enfáticamente que había que erradicar para elevar la discusión a niveles de alta política. 


18 jun. 2011

CARTA A MI VIEJO EN EL DÍA DEL PADRE


                                                                           Formosa 19 de Junio 2011

Hola viejo, hoy es el día del padre y no se por que me embargó estas ganas de escribirte, ya hace cuatro años que partiste a militar junto a mas de 30 mil almas compañeras, en alguna dimensión que seguro estará pintada de celeste y blanco y los asados allí serán con Jauretche, Tosco, Atilio tus viejos compañeros, recordando viejos tiempos o criticándonos, mientras un Zitarrosa toca su guitarra, que se yo.
Te cuento que los enfermos de cáncer aquí siguen esperando la cura que vos esperabas,  esta perra enfermedad sigue secuestrando y torturando con total impunidad, pero ya caerá, como cayeron las dictaduras de las muertes.
Que cosa viejo, que yo te extrañe tanto ¿no? mira que siempre tuvimos nuestras agarradas, pero hoy reconozco que amo mi patria y me siento comprometido con nuestro pueblo, como parte de él, gracias a lo que vos me enseñaste.
Recuerdo las reuniones, que seguro eran clandestinas, en casa con tus compañeros en épocas de la dictadura, las discusiones, los libros, los materiales de formación de cuadros y yo, un niño, metido entre ustedes, cebando mates y a veces haciendo de correo militante en mi bici Cincia, casi sin saberlo.
Recuerdo cuando me llevaste a la primer movilización de la CGT con Ubaldini a la cabeza, contra la dictadura militar, recuerdo como hoy, ese sentimiento de pasión, emoción y rebelión, al ver pasar sobre nuestras cabezas, que éramos miles, los helicópteros militares para amedrentarnos, allí entre pasacalles obreros, escuche la música de los primeros bombos peronistas y ese primer cántico que aprendí y cantaba a todo pulmón “se va acabar, se va acabar la dictadura militar” y habíamos ido en el Fitito al que le levantábamos el capot con un palito, para que no recalentara.
Ese día me marco para siempre, desde ese día yo senti que siempre tenía que estar en esa vereda, la de los trabajadores y el pueblo.
Cuando volvió la democracia ya militábamos juntos, codo a codo, caminábamos los barrios y villas, organizábamos cooperativas de trabajo, vivienda y queríamos un peronismo renovado y democrático.
Cuantos mates compartidos, siempre hablando de política, cuantos asaditos en la galería de casa y lo mas lindo era la previa, cundo limpiabas la parrilla con un pedacito de grasa y preparabas el fuego, ese era otro momento y pretexto entre un Gancia y unos salamines de la Colonia Carolla, para hablar de nuestra pasión por la política.
Hoy extraño todo eso y sabes… me siento solo, a pesar de tener a tanta gente alrededor, me faltas vos para analizar la coyuntura, y aunque muchas veces interpretamos distinto los momentos históricos, como en las épocas del Menemismo en el cual casi ni nos hablamos, ya que yo estaba en la otra vereda, la de los “utópicos” solitarios, tan solitario que éramos solo un grupo de ocho, pero en fin… te extraño y  extraño ese consejo honesto y sincero que solo un viejo puede dar.
Hoy me doy cuenta que solo hablábamos de política, ese era nuestro único tema.
Hoy tengo ganas de hablar de otras cosas, de mi vida, de mis hijos, de mi trabajo, de decirte que te amo! Y… ya no estas. Tal ves vos también te quedaste con ganas de hablar con migo.
Dicen que cuando te velaban y yo viaje de Formosa y llegue casi tarde a tu funeral, me pare frente a tu cajón y que no se me cayo una sola lagrima, no lo tomes a mal, no fue por insensible o por que no te amaba viejo, simplemente fue, por que ese no eras vos, vos fuiste mucho mas de lo que dejo ese cáncer de mierda, que seguro venceremos.
Hoy viejo, si se me llenan los ojos de lagrimas contenidas, desde aquel día de tu partida mientras escribo estas líneas, pero no me des bola, ya se pasaran, solo quiero decirte, feliz día del padre viejo! y saluda a todos los padres que andan junto a vos, caminando con Néstor nubes patrias, pero por sobre todo, saluda al papa de Marcela y al de Felipe y deciles que pronto, muy pronto! ya estarán entre nosotros.
Te amo viejo!
Viva la Patria Carajo!
 Tu hijo: Alejandro

FOTO: Mi viejo Jorge Crivisqui con un megáfono, Jose Manuel De La Sota joven y "sin pelo" y el changuito flaquito soy yo, en las primeras reuniones del Peronismo Renovador por los Barrios.

12 jun. 2011

ESTOY TRABAJANDO EN EL BLOG EN MIS TIEMPOS LIBRESAQUÍ ESCRIBIRÉ LO QUE SIENTO Y PIENSO Y TE INVITO A QUE SI QUERES TAMBIÉN LO HAGAS, ESTE BLOG ES COLECTIVO Y PARTICIPATIVO

A PROPOSITO DEL DIA DEL PERIODISTA

Mariano Moreno secretario de la Primera Junta, ideólogo de la Revolución de Mayo y abogado defensor de los derechos indígenas, Moreno fundó La Gaceta apenas 15 días después del 25 de mayo de 1810. Icono de la libertad, pero no de cualquier libertad, aquel periódico pionero surgió para dar "exacta noticia de los procedimientos de la Junta, una continuada comunicación pública de las medidas que acuerde para consolidar la grande obra que se ha principiado, una sincera y franca manifestación de los estorbos que se oponen al fin de su instalación y de los medios que adopta para allanarlos".
 Mariano Moreno vivió apenas 33 años pero le bastaron para dejar sumarca en la historia de la patria. Abogado, periodista y político, no estudió en Europa sino en la universidad más prestigiosa de la región en la época, la Universidad de Chuquisaca. Dedicó varios años a traducir El contrato social de Rousseau, que editó en 1810 en La Gaceta, con un prólogo de su autoría en el que dejó una de sus afamadas sentencias: "Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía".
Esta formidable definición es a menudo utilizada con descaro por aquellos que enarbolan la libertad de prensa como un arma para consolidar desigualdades. Vale la pena entonces refrescar algunas memorias, con la excusa de la celebración reciente del Día del Periodista, que se conmemora el 7 de junio en homenaje a la publicación de La Gaceta de Buenos Aires, transcribiendo la orden de la Primera Junta de mayo de 1810, que por iniciativa de Moreno creó el primer diario de la patria para que el pueblo conociera de primera mano los aconteceres de la nueva nación que se levantaba a la faz de la tierra.

Fundación de "La Gaceta" de Buenos Aires

7 de junio de 1810
Desde el momento en que un juramento solemne hizo responsable a esta Junta del delicado cargo que el pueblo se ha dignado confiarle, ha sido incesante el desvelo de los individuos que la forman, para llenar las esperanzas de sus conciudadanos. Abandonados casi enteramente aquellos negocios a que tenían vinculada su subsistencia, contraídos al servicio del público, con una asiduidad de que se han visto aquí pocos ejemplos, diligentes en proporcionarse todos los medios que puedan asegurarles el acierto; ve la Junta con satisfacción, que la tranquilidad de todos los habitantes, acredita la confianza, con que reposan en el celo y vigilancia del nuevo gobierno.
Podría la Junta reposar igualmente en la gratitud con que públicamente se reciben sus tareas; pero la calidad provisoria de su instalación redobla la necesidad de asegurar, por todos los caminos, el concepto debido a la pureza de sus intenciones. La destreza con que un mal contento disfrazase las providencias más juiciosas, las equivocaciones que siembra muchas veces el error, y de que se aprovecha siempre la malicia, el poco conocimiento de las tareas que se consagran a la pública felicidad, han sido en todos los tiempos el instrumento que limando sordamente los estrechos vínculos que ligan el pueblo con sus representantes, produce al fin una disolución, que envuelve toda la comunidad en males irreparables.
Una exacta noticia de los procedimientos de la Junta, una continuada comunicación pública de las medidas que acuerde para consolidar la grande obra que se ha principiado, una sincera y franca manifestación de los estorbos que se oponen al fin de su instalación y de los medios que adopta para allanarlos, son un deber en el gobierno provisorio que ejerce, y un principio para que el pueblo no resfríe en su confianza, o deba culparse a sí mismo si no auxilia con su energía y avisos a quienes nada pretenden, sino sostener con dignidad los derechos del Rey y de la Patria, que se le han confiado. El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con que miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir los delitos.
¿Por qué se han de ocultar a las provincias sus medidas relativas a solidar su unión, bajo el nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas o adversas que manifiesten el sucesivo estado de la Península? ¿Por qué se ha de envolver la administración de la Junta, en un caos impenetrable a todos los que no tuvieron parte en su formación? Cuando el Congreso general necesite un conocimiento del plan de gobierno que la Junta Provisional ha guardado, no huirán sus vocales de darlo, y su franqueza desterrará toda sospecha de que se hacen necesarias o temen ser conocidos, pero es más digno de su representación, fiar a la opinión pública la defensa de sus procedimientos y que cuando todos van a tener parte en la decisión de su suerte, nadie ignore aquellos principios políticos que deben reglar su resolución.
Para el logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a luz un nuevo periódico semanal, con el título de Gaceta de Buenos Aires, el cual sin tocar los objetos que tan dignamente se desempeñan en el Semanario del Comercio, anuncie al público las noticias exteriores e interiores que deban mirarse con algún interés. En él se manifestarán igualmente las discusiones oficiales de la Junta con los demás jefes y gobiernos, el estado de la Real Hacienda y medidas económicas, para su mejora; y una franca comunicación de los motivos que influyan en sus principales providencias, abrirá la puerta a las advertencias que desee dar cualquiera que pueda contribuir con sus luces a la seguridad del acierto.
La utilidad de los discursos de hombres ilustrados y que sostengan y dirijan el patriotismo y fidelidad, que tan heroicamente se ha desplegado, nunca es mayor que cuando el choque de las opiniones pudiera envolver en tinieblas aquellos principios, que los grandes talentos pueden únicamente reducir a su primitiva claridad; y la Junta, a más de incitar ahora generalmente a los sabios de estas provincias, para que escriban sobre tan importantes objetos, los estimulará por otros medios que les descubran la confianza que pone en sus luces y en su celo.
Todos los escritos relativos a este recomendable fin se dirigirán al señor vocal doctor don Manuel Alberti, quien cuidará privativamente de este ramo, agregándose por la secretaría las noticias oficiales, cuya publicación interese. El pueblo recibirá esta medida como una demostración sincera del aprecio que hace la Junta de su confianza; y de que no anima otro espíritu sus providencias que el deseo de asegurar la felicidad de estas provincias.

AYER Y HOY LOS MISMOS ENEMIGOS